TERAPIA CAPILAR LASER
Frenar la caída del cabello y estimular su crecimiento

Tratamiento para frenar la caída del pelo.

El láser capilar es un tratamiento para frenar la caída del cabello y favorecer su crecimiento, también llamado Láser de Baja Potencia o en ingés, Low Level Light Therapy (LLLT). Consiste en la aplicación de un dispositivo láser sobre las zonas despobladas, o amenazadas, del cuero cabelludo. 

Actúa sobre los tejidos del cuero cabelludo favorece el riego sanguíneo, por tanto, estimulan la producción de cabello en los folículos pilosos, las cavidades donde crece el pelo. 

El láser capilar contribuye al crecimiento del cabello porque atraviesa la superficie de la piel y estimula la circulación del torrente sanguíneo. Esto facilita la llegada de nutrientes, sangre y oxígeno a los folículos pilosos. Además de revitalizar los folículos pilosos, el láser capilar elimina toxinas y cualquier obstrucción que se encuentre dentro del folículo. 

Los resultados suelen ser visibles entre la 3ª y la 5ª sesión y se traducen en la disminución de la caída del cabello, un mayor volumen, una mejor textura y el crecimiento de nuevos cabellos.

Beneficios del láser capilar

Aumento del riego sanguíneo

A medida que aumenta la actividad metabólica, el flujo sanguíneo también aumenta gradualmente, proporcionando el oxígeno y los nutrientes necesarios.

Estimulación del folículo piloso

La caída del cabello y la pérdida de respuesta de nuestro organismo están provocadas por alteraciones bioquímicas que afectan de forma irreversible a la microestructura de los folículos pilosos en poco tiempo. Con el tratamiento de láser capilar se consigue estimular estos folículos para hacer que el cabello crezca.

Fortalecimiento capilar

Este tratamiento, aunado a otras técnicas como la ozonoterapia, ayuda a nutrir el cabello para conseguir que esté más sano y fuerte.

Mejora de la calidad y densidad del cabello

Consigue un cabello más sano, con más brillo y de mayor densidad.

PREGUNTAS FRECUENTES

Avalado por diversas publicaciones científicas, los beneficios del láser capilar radican en la mejora de la calidad y densidad del cabello; así como la estimulación de su crecimiento, el freno a la caída y el aumento del riego sanguíneo. El pelo dañado se recupera y las toxinas se eliminan, creciendo más fuerte y sano de raíz, con un grosor mayor, debido a una mejor asimilación de oxígeno y nutrientes.
En absoluto: es un método indoloro, sencillo y sin riesgos. El láser se aplica directamente sobre la el cuero cabelludo sin provocar ninguna molestia.
En cualquier momento bajo supervisión de profesionales especializados. El láser de diodo de baja frecuencia está diseñado específicamente para el cabello, por lo que no hay que esperar a situaciones extremas de pérdida de cabello y zonas altamente despobladas en el cuero cabelludo.
No tiene efectos secundarios de ningún tipo. Esta es una de las principales preocupaciones de nuestros clientes, que tras haberlo experimentado, queda satisfactoriamente resuelta en todos los casos.
Nuestro método está basado en una estimulación temprana del folículo piloso en combinación con otros tratamientos complementarios. Siempre en función de las necesidades de cada cliente procedemos de la siguiente forma: limpiamos el cuero en profundidad para la apertura de los poros, eliminamos suciedad y restos de descamación, hidratando y retirando impurezas y residuos. Tras este paso: aplicamos vitaminas, mascarillas especializadas (anticaída, antigrasa, etcétera…) y aminoácidos, así como aloe vera para evitar picor o escozor. Una vez completado el proceso, aplicamos el láser capilar de baja frecuencia.