Crioterapia Capilar Oncologica (Scalp Cooling)

ELENA BARNES Clínicas Capilares, incorpora un método de enfriamiento capilar. El mismo, previene y ayuda a reducir la caída del cabello de pacientes con tratamiento de quimioterapia.

Uno de los efectos secundarios de la quimioterapia es la alopecia quimio-inducida. Este efecto tiene un impacto muy importante en el bienestar del paciente, principalmente en su estado de ánimo fundamental para su recuperación. En ELENA BARNES Clínicas Capilares, ha incorporado la tecnología PAXMAN (Aprobada por la FDA) que permite prevenir y ayuda a reducir la caída del cabello en pacientes que deben llevar adelante un tratamiento de quimioterapia.

¿En qué consiste el enfriamiento capilar?

Los fármacos que se utilizan en el tratamiento de la quimioterapia afectan especialmente a las células con alta tasa de división como son las células cancerosas. Justamente, el folículo piloso, donde crece el cabello, está compuesto por una de las células de división más rápida. Debido a ello, muchos de los fármacos utilizados en quimioterapia producen la caída del cabello en forma total, gradual, en secciones o reduce su densidad.

El sistema de Enfriamiento Capilar incorporado por nosotros permite disminuir la temperatura del cuero cabelludo. Esto produce la vasoconstricción de la zona y reduce la irrigación sanguínea de los folículos pilosos, minimizando el efecto del agente quimioterápico y previniendo así la caída del cabello.

¿Cómo funciona?

Antes de iniciar el tratamiento de quimioterapia, en la Sala de Oncología, se coloca al paciente un gorro de ajuste hermético que está conectado a un sistema de refrigeración. Este sistema hará que el cuero cabelludo baje a una temperatura menor a los 20ºC. El Enfriamiento Capilar debe iniciarse antes de la primera dosis de quimioterapia y durante y a lo largo de las sucesivas aplicaciones.

“El Enfriamiento Capilar debe iniciarse antes de la primera dosis de quimioterapia y durante y a lo largo de las sucesivas aplicaciones.”

Beneficios

El éxito del tratamiento depende de muchos factores: tipo de cáncer, fármaco utilizado, edad, tipo de cabello y estado general del paciente entre otros.
Si bien no puede garantizarse de antemano cual será el resultado, está demostrado que tiene un alto porcentaje de efectividad.

“Está demostrado que tiene un alto porcentaje de efectividad.”